Calecha Ediciones
El Blog de Calecha
NOVEDADES
Babia y Luna
Ancares en coche y a pie
Oviedo. Guía completa
Somiedo. Guía completa
Ibias. Guía completa
Allande. Guía completa
Cangas. Guía completa
Maragatería y Astorga
Asturias. 40 rutas a pie
El Bierzo. 50 rutas a pie
Omaña. 40 rutas a pie
Alto Sil. 40 rutas a pie 1
Alto Sil. 40 rutas a pie 2
Osos y Lobos
Manulo Menal
María. Del Acebo al Cielo
Ancares y Burbia
Manuscrito de los Brujos
Los mapas
Arquitectura
Cortinos
Fuentes
Naturaleza
Sendas y caminos
Mapa de El Bierzo
Mapa del Alto Sil
Mapa de Omaña
Mapa de Muniellos
Mapa de Guadarrama
Mapa de Sierra Norte
Mapa de La Pedriza
 


    En la mayoría de las hojas topográficas o mapas excursionistas, las fuentes que se indican son en su mayoría manantiales, es decir, agua que mana del terreno sin un caño artificial. En la montaña, en general, las zonas donde brota agua suelen ser frecuentadas por vacas, caballos u otros animales. Cuando el manantial está en el suelo horizontal, según mana, el agua se mezcla irremisiblemente con las heces de estos animales y no es posible obtener agua limpia para beber. Solamente en los casos en que el manantial sale de un talud vertical, en que el chorro no entra en contacto inmediato con el suelo, el agua ofrece garantías de ser potable. En este mapa solamente se han incluido las fuentes de caño y los manantiales de este tipo. Es muy frustrante quedarse sin agua en un día de fuerte calor y encontrar que la fuente a la que nos hemos dirigido, desviándonos de nuestra ruta, para llenar nuestra botella, es una zona fangosa llena de excrementos de animales. Tampoco se han incluido ni comprobado fuentes que figuran en otros mapas que estén muy alejadas de caminos o senderos, que en su mayoría suelen ser nacimientos de arroyos y sufren el mismo problema.

  
   Algunas hermosas fuentes, cuyo nombre figura en muchos mapas, construidas hace décadas, se encuentran hoy en día en estado de abandono. Están secas y posiblemente lo sigan estando en el futuro. Este tipo de fuentes tampoco se indican en el mapa ya que no aportan nada al montañero sediento y sólo le crean vanas ilusiones.



 
Top